Comiendo a menos de 2 metros de los trenes de Rodalías y Cercanías de la costa del Maresme. Detrás está la playa pero eso no quita la comida que tiraba al pasar.